Tuesday, May 01, 2012

Mars attacks!

"Venimos en son de paz."

La humanidad descubre la existencia de vida en Marte cuando miles de platillos volantes provenientes del planeta rojo llegan a La Tierra. Las dudas sobre si sus intenciones son hostiles o no, pronto quedan resueltas.


LA INVASIÓN COMIENZA
En 1994 el dramaturgo y guionista Jonathan Gems (Pasiones en Kenia) encontró en una tienda las colecciones de cromos "Mars attacks!" y "Dinosaur attacks!" de la compañía Topps. Por curiosidad compró ambas y se las enseñó a Burton con la idea de convertirlas en películas. Director y guionista se conocían desde el rodaje de Batman (1989), Gems había trabajado durante algunas semanas en la reescritura del guión y posteriormente colaboraron juntos en varios proyectos que no llegaron a realizarse como "Beetlejuice goes Hawaiian" (secuela de Bitelchús), "The fall of the house of Usher" (adaptación de la novela de Edgar Allan Poe, pero situándola en Burbank), "The hawkline monster" (films obre vaqueros monstruos que iban a protagonizar Clint Eastwood y Jack Nicholson) y "Go baby go" (película playera al estilo Russ Meyer).

A la hora de elegir entre ambas colecciones, Burton se declinó por "Mars attacks!", ya que "Dinosaur attacks!" le recordaba demasiado a Parque jurásico. "Repasamos todos los cromos eligiendo los que más nos gustaban, como punto de partida, sólo para irles cogiendo el aire; no los seguimos literalmente. (...). Sencillamente elegimos nuestros favoritos", declaró el director en el libro "Tim Burton por Tim Burton".
Warner Bros. encargada de la producción, presupuestó el guión de Gems (co-escrito por Burton de forma no acreditada) en 280 millones de dólares, lo que la hubiera convertido en la película más cara de la historia. Gems reescribió el guión varias veces para reducir el presupuesto. Llegado un momento fue sustituido por la pareja de guionistas Larry Karazewsky y Scott Alexander (Ed Wood), pero tiempo después Gems volvió a la producción. También se contrató al novelista Martin Amis para tareas de reescritura, pero ninguna de sus aportaciones se mantuvieron en el guión final. Gems llegó a escribir 12 borradores y el presupuesto final de la película fue de 70 millones de dólares.

Entre las partes que se eliminaron por considerarse excesivamente costosas estaban la destrucción de muchas ciudades del planeta (China, Rusia, Filipinas, Japón y otras localizaciones de Europa) e incluso había escenas de la destrucción del Empire State Building y de la Casa Blanca al más puro estilo Independence day (1996).

MATA AL FAMOSO
Si argumentalmente la película era una parodia de los films de ciencia ficción de los años 50 (ahí están La guerra de los mundos, La Tierra contra los platillos volantes o Invasores de otros mundos), en cuanto a sus personajes, la película se inspiraba en la producciones de Irwin Allen de los 70, como La aventura del Poseidón (1972) y El coloso en llamas (1974), tal y como relataba Burton «Siempre me han encantado esas películas de Irwin Allen, aquellas pelis tipo "mata al famoso". Es un género en sí mismo, en el que puedes ver a Charlton Heston casado con Ava Gardner, y su padre es Lorne Greene, que tiene como tres años menos que su hija. En esas pelis siempre hay toda clase de mezclas monstruosas. Sí, también hay algo de esto. No creo que fuera planteado de antemano. Pero parecía una buena idea cargarse a unos cuantos famosos con pistolas de rayos».
Por eso Burton decidió llenar su película de un montón de caras conocidas. El papel del Presidente se le ofreció inicialmente a Warren Beatty, pero lo rechazó. Paul Newman recogió el testigo, pero decidió dejar la producción por sus preocupaciones con la violencia de la película. Finalmente el papel lo aceptó Jack Nicholson, quien también accedió a interpretar al promotor inmobiliario Art Land.

Otros papeles pasaron también por varios actores antes de dar con el definitivo. Para el personaje de Barbara Land se consideró a Susan Sarandon, antes de ofrecérselo a Annette Bening, el del Profesor Donald Kessler pasó primero por las manos de Hugh Grant antes de las de Pierce Brosnan. El de la Primera Dama se sopesó a Meryl Streep, Stockard Channing y Diane Keaton antes de que Glenn Close diera el sí. Johnny Depp rechazó el papel de Jason Stone, que terminaría interpretando Michael J. Fox.
El resto del reparto se completó con Natalie Portman, Lukas Haas, Jim Brown, Sarah Jessica Parker, Sylvia Sidney, Pam Grier, Martin Short, Rod Steiger, Tom Jones, Danny DeVito, Lisa Marie, Jack Black y Christina Applegate.

ANIMANDO A LOS MARCIANOS
Inicialmente Burton quería usar técnicas stop-motion para dar vida a los marcianos. Como Henry Selick estaba ocupado rodando James y el melocotón gigante (1996), se contrató a Ian Mackinnon, Peter Saunders y Barry Purvis para esas tareas. "Hicimos algunas pruebas con animación fotograma a fotograma, pero con la cantidad de personajes que teníamos y dado que todos se parecían, no funcionó. Y a esto se sumó el factor tiempo; por lo tanto, lo más sensato parecía pasarnos al CGI", declaró Burton. De esta forma el stop-motion quedó a un lado (sólo Mackinnon y Saunders fueron acreditados por su trabajo, no así Purvis quien estuvo 8 meses involucrado en la película) y se abrió paso a los efectos digitales, quienes a petición de Tim Burton debían tener un estilo similar al stop-motion.
Dos empresas se encargaron de realizar los efectos visuales, ILM que creó 300 planos (la mayoría correspondientes en dar vida a los marcianos) y Warner Digital que se encargó de los 150 restantes (entre otras las secuencias de las naves viajando desde Marte a La Tierra en la secuencia inicial, el aterrizaje de los platillos volantes en Washington o el robot gigante que los marcianos usan al final de la película). El resultado fue increíble, convirtiendo a la película, de lejos, en una de las más espectaculares de la década de los 90.

EL DÍA DE LA INVASIÓN
Mars attacks! fue un inmerecido fracaso de taquilla, uno de los pocos de la carrera de Burton. La película recaudó en los EE.UU. 37.771.017 de dólares y en el resto del mundo 63.300.000 de dólares más. Y la crítica tampoco pareció entenderla en su momento, en los EE.UU. tuvo un recepción negativa, no así en Europa donde la propuesta de Burton fue mejor aceptada.
Es posible que su fracaso de taquilla viniese propiciado por el reciente éxito de Independence day (1996), estrenada tan solo unos meses antes y que el público no aceptase la propuesta paródica de Burton, llena de humor negro. Simplemente el público deseaba otro tipo de ciencia ficción en aquel momento. Aunque se creyó que Mars attacks! surgió como una parodia de aquella película, lo cierto es que su producción comenzó tiempo antes que la película de Roland Emmerich.

VALORACIÓN
Mars attacks! es desde su estreno una película infravalorada, si bien es cierto que no es la película más redonda de Burton, sí es una de las más disfrutables. El acertado humor negro de la película encaja a la perfección con el género en el que se encuadra la historia. Todas las películas de invasiones alienígenas y del cine catastrofista tienen un componente de comedia involuntaria, que Burton y los suyos consiguen explotar hábilmente.

Esa parodia de géneros sirve también para hacer una parodia de la propia humanidad (centrada en el american way of life), siendo los personajes de la película un microcosmos de la misma, mostrándose sus mayores defectos ampliados con la lupa de la parodia, ahí está el Presidente inepto, el general deseoso de abrir fuego, el ludópata, el insidioso promotor inmobiliario, el adicto al sexo, la familia orgullosa de su hijo militar, la abuela abandonada en el asilo, los niños insensibles a la violencia por jugar a los videojuegos, la dependencia de la televisión y en definitiva, la eterna estupidez humana.
Los pocos problemas que le encuentro a la película son, la acumulación de personajes y de gags. En el primer caso, aunque hay varios personajes excelentes y actores carismáticos interpretándolos (el Jack Nicholson Presidente, la chica marciana, Michael J. Fox, Sylvia Sidney) y lo divertido que resulta su continua eliminación, nunca sabiendo quien vivirá o morirá, bien es cierto que una leve reducción de los mismos (el Jack Nicholson promotor inmobiliario, Danny DeVito) habría dado agilidad a la película. En el segundo caso, la película está sobrecargada de gags, da la sensación de moverse e impulsarse por ellos, sin haber realmente una historia que desarrollar, hay un escenario (invasión alienígena) sobre la que se van construyendo una serie de set pieces cómicas con un hilo conductor de lo más esquemático (presentación de personajes-invasión-contraataque). Pero siendo sincero, las películas que homenajea también lo hacían, aunque se esperaba algo más de una película de Burton.
Para el recuerdo quedan gags geniales como el Taj Mahal volando por lo aires mientras los marcianos se sacan una foto, la pregunta de un periodista andrógino, la máquina traductora diciendo "No huyáis, somos vuestros amigos" mientras los alienígenas no paran de cargarse a todo el mundo, las cabezas de la Isla de Pascua sirviendo de bolos improvisados, la obsesión asesina de los marcianos con los pájaros, unos boy scouts aplastados por el monumento a Washington y un largo etcétera más.
A base de mala leche e irreverencia Mars attacks! se convirtió en una de las películas más originales y simpáticas de los 90. La verdad es que estos irresistibles marcianos cabezones sin nada que hacer un sábado por la tarde lograron conquistarnos (en todos los sentidos).


Curiosidades:

La chica marciana (Lisa Marie) nunca parpadea.

Tim Burton volvió a trabajar con Danny Elfman (la banda sonora de Ed Wood la compuso Howard Shore), tras sus diferencias creativas durante la creación de Pesadilla antes de Navidad (1993).

Como homenaje a los films de ciencia ficción de los años 50, la estética, armas y vehículos del ejército datan de aquella época.

Tim Burton visitó a Tom Jones en el backstage de una de sus actuaciones en Las Vegas para preguntarle si quería participar en la película.

El vestido de la chica marciana fue diseñado por Colleen Atwood, quien se inspiró en la propia colección de cromos, Marilyn Monroe, el trabajo de Alberto Vargas y Jane Fonda en Barbarella (1968). El vestido no tenía ni cremallera ni botones, por lo que todos los días de rodaje tenía que coserse sobre Lisa Marie.

La destrucción del "Galaxy Hotel" de Art Land, fue rodada de forma real por Tim Burton, quien aprovechó la demolición del hotel/casino The Landmark (antigua propiedad de Howard Hughes). En este video podéis ver dicha demolición.

El perro de Nathalie Lake (Sarah Jessica Parker) era en realidad propiedad de Tim Burton y Lisa Marie (la chica marciana), quienes lo encontraron perdido en las calles de Tokyo.

Esta fue la última película de Sylvia Sidney, tras Mars attacks! sólo trabajó en televisión.

Como el guionista no sabía como debían sonar los marcianos, indicó en todas sus líneas de guión "Ack, ack, ack", que al final se convirtió en el lenguaje de los marcianos.

Los planos que muestran a los indígenas de la Isla de Pascua pertenecen a la película Rapa Nui (1994).

Puede verse casi al reparto completo de Buscando a Nemo (2003) en el tanque de peces del "Salón Kennedy", cuando Martin Short intenta conquistar a la chica marciana, ahí están Marlin, Nemo, Gill, Dory y Bubbles.

Los ejecutivos de la Warner querían que Burton incluyese subtítulos para traducir a los marcianos, pero el director se negó.

Al comienzo de la película un platillo volante vuela sobre el logo de la Warner.

La película de Godzilla que los marcianos ven en su nave es Godzilla vs. Biollante (1989).

Hubo varias escenas que, aun incluidas en el guión final, no fueron filmadas. Entre ellas, como los marcianos mataban a Mr. Lee (el granjero visto en la primera secuencia de la película) delante de su familia. Otra escena mostraría como en su asalto a la Casa Blanca, los marcianos vaporizan al decorador que trabajaba para la Primera Dama. En la escena de la tienda de Donuts los marcianos mataban a los policías y a la mujer hispana que trabajaba allí. Se mostraría la muerte del Dr. Zeigler y el robo del aparato traductor. En el casino, Mr. Bain y muchos otros jugadores serían vaporizados. Existía un final alternativo en el que Byron era asesinado por los marcianos. Varios aviones acabarían con los marcianos haciendo sonar la música de Slim Whitman. En la ceremonia de premios, Taffy recordaría a Byron con un emotivo discurso, estando allí presente su familia.

En este enlace tenéis todos los cromos de Mars attacks! por si queréis verlos.

Labels: ,

7 Comments:

Blogger Madison said...

Hi,

Great site! I'm trying to find an email address to contact you on to ask if you would please consider adding a link to my website. I'd really appreciate if you could email me back.

Thanks and have a great day!

May 06, 2012 3:45 PM  
Blogger Paco Fox said...

Una cosa muy curiosa es que el final (con el uso de una canción casposa) está copiado (quizá involuntariamente, quizá no) del de 'Attack of the Killer Tomatoes'.

May 07, 2012 4:42 AM  
Blogger Rodi said...

Según Burton lo de la destrucción de los aliens mediante una onda sonora, está inspirado en películas de los años 50 como "La Tierra contra los platillos volantes" e "Invasores de otros mundos". Era algo típico de ese tipo de pelis y puede que "El ataque de los tomates asesinos" también se inspirase en las mismas películas que "Mars attacks!".

Saludos.

May 08, 2012 1:59 PM  
Blogger Einer said...

Qué pedazo de entrada. Es una peli que siempre me ha gustado y no tenía ni idea de que hubiera surgido de unos cromos.

Por cierto, no sé por qué no me aparecen tus actualizaciones.

Un saludo.

May 17, 2012 3:36 AM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias Einer!

Pues no sé porqué no te aparecen las actualizaciones, igual tiene algo que ver que hace poco actualicé el interfaz de blogger. Espero que se corrija pronto.

Saludos y gracias por el aviso.

May 17, 2012 8:45 AM  
Blogger rhas said...

This comment has been removed by the author.

November 12, 2014 4:59 AM  
Blogger rhas said...

This comment has been removed by the author.

November 12, 2014 5:55 AM  

Post a Comment

<< Home